Intervención intensiva temprana mejora los resultados para los niños con trastorno del espectro autista

Un nuevo estudio publicado en el Diario de la Academia Americana de Psiquiatría Infantil y Adolescente

Elsevier

Washington DC, 10 de junio 2015 – Un estudio reciente publicado en la edición de julio 2015 de Journal de la American Academy of Child Adolescent Psychiatrydemonstrates que la intervención temprana, comenzando entre 18 y 30 meses de edad mejora los resultados para los niños con trastorno del espectro autista (TEA ) a los 6 años.

A principios de intervención conductual intensiva se reconoce un enfoque tan eficaz para mejorar los resultados para los niños pequeños con TEA. Sin embargo, la mayoría de los estudios de riesgo, intervención intensiva sólo se reportan los resultados inmediatos al final de la intervención y el grado en que estos resultados se mantienen a través del tiempo es en gran parte desconocido.

A raíz de los niños que participaron en un ensayo aleatorio y controlado de los Denver Modelo Early Start, un grupo de investigadores dirigidos por el Dr. Annette Estes de la Universidad de Washington Autism Center, evaluaron los resultados a largo plazo de 39 niños en edad de 6 años. Los niños participantes fueron asignados al azar a la intervención de la comunidad-intervención-as-usual o ESDM durante 2 años en un promedio de 15 horas por semana. Los resultados se evaluaron en términos de coeficiente intelectual, conducta adaptativa, los síntomas de autismo, el comportamiento desafiante, y el diagnóstico basado en exámenes clínicos por expertos que no conocían las historias de intervención previos de los niños y por los informes de los padres de funcionamiento en el hogar y en la comunidad.

Los investigadores encontraron que el grupo ESDM, en promedio, los logros alcanzados en la intervención temprana durante el período de seguimiento de 2 años en la capacidad intelectual general, la conducta adaptativa, la gravedad de los síntomas y el comportamiento difícil mantenerse. Esto es importante porque los niños no pierden habilidades después del ensayo de intervención terminó y horas de tratamiento se redujeron. No se encontraron diferencias entre los grupos en los síntomas del autismo básicos inmediatamente después del tratamiento; Sin embargo, dos años más tarde, el grupo ESDM demostró mejoría de los síntomas de autismo básicos y la conducta adaptativa en comparación con el grupo (COM) de la comunidad de la intervención-as-usual. Los dos grupos no fueron significativamente diferentes en términos de funcionamiento intelectual en la edad

6. Los dos grupos recibieron hora de intervención equivalentes durante el estudio original, pero el

ESDM grupo recibió menos horas durante el período de seguimiento.

Bajo campo sincronizada estimulación magnética transcraneal efectivo para el trastorno depresivo mayor

Los resultados positivos de estudio multicéntrico, doble ciego, controlado por simulación publicados en Estimulación Cerebral

Elsevier

Nueva York, NY, 24 de junio 2015 – Los resultados de un estudio que evalúa la seguridad y eficacia de la terapia con el STM NEST & registro; Ahora dispositivo en pacientes adultos con trastorno depresivo mayor (TDM) se han publicado en el Elsevier journalBrain Stimulationand están disponibles en línea onScience directa.

En el estudio, se analizaron más de 200 sujetos en todo 17 principales instituciones psiquiátricas académicas y privadas en los Estados Unidos; inscripción incluye tanto el tratamiento na & # 239; y cinco pacientes resistentes al tratamiento como la exposición previa a la medicación antidepresiva no fue un requisito para la inclusión en el ensayo.

“El estudio encontró STM terapia a ser significativamente más eficaz que la farsa cuando se administra como se pretende, que apoya la hipótesis de que la estimulación magnética de campo bajo mejora los síntomas depresivos”, dijo el investigador principal Andrew Leuchter, MD, Profesor de Psiquiatría y Director de la División de Neuromodulación el Instituto Semel en UCLA1. “Los análisis adicionales encontraron temas que no pudieron beneficiarse o tolerar el tratamiento antidepresivo previo en el episodio actual era más probable que demostrar un beneficio significativo de la terapia en comparación con los STM farsa.”

Cuando se entrega precisa y consistente, los sujetos antidepresivos resistentes / intolerantes tratados con terapia STM activos alcanzaron respuesta clínica a una tasa del 34,2% en comparación con el 8,3% de los tratados con un dispositivo inactivo.

Además, NEST & registro; mostró un atractivo perfil de seguridad y tolerabilidad, sin diferencias significativas observadas entre el tratamiento activo y la funda de la tasa o la gravedad de los eventos adversos. No hubo eventos adversos graves relacionados con el dispositivo en este estudio.

“Estos resultados prometedores indican que STM es una tecnología muy prometedora para el tratamiento de la depresión”, dijo el co-autor Mark S. George, MD, Profesor Distinguido de Psiquiatría, Radiología y Neurología de la Universidad de Medicina de Carolina del Sur, y el Editor- en Jefe de la estimulación cerebral. “Esta tecnología es revolucionario en dos formas más de las actuales formas de TMS aprobados por la FDA. En primer lugar, este dispositivo sintoniza la estimulación a los propios ritmos cerebrales del paciente. Estimulando a la frecuencia de resonancia individual de cada paciente, STM puede ser capaz de alcanzar el éxito terapéutico utilizando la energía más baja. En segundo lugar, este dispositivo es seguro, fácil de usar, y portátil, lo que permitiría su uso en una amplia variedad de entornos de tratamiento. STM puede ampliar las opciones que tenemos para tratar la depresión grave “.

“Estamos muy satisfechos con el resultado de este juicio y lo que podría significar para las personas con trastorno depresivo mayor, sobre todo aquellos que han fracasado en lograr una mejora adecuada del tratamiento antidepresivo previo”, dijo Kate Rumrill, Presidente y CEO de NeoSync. “Este estudio es un hito importante para la compañía en el camino para traer STM al mercado.”

¿Es la dieta suplementación adecuada para los niños con trastorno del espectro autista?

Insuficiente y demasiado a menudo son el resultado, según un nuevo estudio publicado en la revista de la Academia de Nutrición y Dietética

Ciencias de la Salud de Elsevier

Filadelfia, Pensilvania, 04 de junio 2015 – Los niños con trastorno del espectro autista (TEA) son a menudo los más caprichosos, que pueden llevar a los padres a sospechar que sus hijos no pueden estar recibiendo la cantidad adecuada de vitaminas y minerales. Esto a veces lleva a los padres de los niños con TEA para tratar de suplementos nutricionales y regímenes dietéticos como (FBCF) dietas sin gluten y sin caseína sin supervisión profesional. En el mayor estudio de su tipo, publicado en el Journal de la Academia de Nutrición y Dietética, los investigadores informan que estos esfuerzos bien intencionados pueden resultar en ambos nutrientes suficientes y nutrientes excesivos. A pesar de la suplementación, los niños con ASD todavía eran deficientes en calcio, por ejemplo, mientras algunos estaban consumiendo cantidades excesivas de vitamina A y otros nutrientes.

“Muchas familias intentan una dieta FBCF en un intento de mejorar los síntomas de ASD”, explicó el investigador principal, Patricia A. Stewart, PhD, RD, profesor asistente de Pediatría, la Universidad de Rochester Medical Center. “Mientras que el 19% de toda la Autism Speaks Red de Tratamiento del Autismo (AS ATN) se informaron a los participantes a estar en una dieta FBCF, el 12% de los niños en el subgrupo de participantes en este estudio se les dio una dieta bruta y fueron significativamente más propensos a usar nutricional suplementos (78% vs 53%), sin embargo, la ingesta de micronutrientes de los niños dentro o fuera de la dieta era notablemente similar “.

Un total de 368 niños de entre 2 y 11 años de edad fueron reclutados de cinco AS sitios ATN en el Hospital de Niños de Cincinnati, la Universidad de Arkansas, la Universidad de Colorado, la Universidad de Pittsburgh y la Universidad de Rochester. Todos habían sido diagnosticados con el trastorno autista, el trastorno de Asperger o trastorno generalizado del desarrollo según lo definido por el DSM-IV.

Registros de alimentos de tres días se completaron para los niños por parte de sus cuidadores. Un nutricionista dietista registrado entrenó a los cuidadores para registrar la cantidad de todos los alimentos, bebidas y suplementos alimenticios consumidos incluyendo marcas y recetas utilizadas para la preparación de alimentos. En el caso de suplementos nutricionales, se tomaron fotografías de las etiquetas para asegurar que los ingredientes se registraron con precisión. Nutricionistas dietista registrado verifican estos registros e inmediatamente llamaron familias si era necesaria una aclaración.

Al examinar estos registros detallados alimenticios, los investigadores encontraron que los niños consumían cantidades similares de micronutrientes como niños sin TEA. También tenían los mismos déficits de vitaminas D, E, calcio, potasio y colina como la población pediátrica general. Aunque los niños con TEA se dan suplementos con más frecuencia (56% frente al 31-37% de la población general), incluso después de la suplementación, 40-55% carecían de calcio y 30 a 40% carecían de vitamina D.

Niños en la dieta bruta consumen más magnesio y la vitamina E. Esto puede ser debido a la sustitución de soja y productos a base de frutos secos. Los niños en esta dieta se complementaron de manera más adecuada de vitamina D. Los suplementos de calcio fue igualmente insuficiente en aquellos dentro y fuera de la dieta.

A pesar de las diferentes conductas alimentarias, los niños con ASD reciben gran parte de sus micronutrientes necesarios de consumo de alimentos. Esto podría ser debido a los altos niveles de fortificación en el suministro de alimentos moderna, donde a menudo se añaden vitaminas y minerales. Esta fortificación también puede ser responsable de la consumo excesivo de ciertos nutrientes en niños con TEA. Para los usuarios de suplementos en este estudio, muchos excedieron el límite máximo tolerable para los niveles seguros de ingesta de vitamina A, ácido fólico y zinc.

“En la práctica clínica, cada paciente debe ser evaluado individualmente para posibles deficiencias nutricionales o exceso. Pocos niños con TEA necesitan la mayoría de los micronutrientes que son comúnmente dan como multivitaminas, que a menudo conduce a un exceso de ingesta que pueden colocar a los niños en riesgo de efectos adversos. Cuando se utilizan suplementos, cuidado se debe prestar atención a la adecuación de la vitamina D y la ingesta de calcio “, señaló el Dr. Stewart.

Nuevo modelo podría ayudar a identificar la causa raíz del trastorno de la deglución

Los hallazgos pueden “cambiar el panorama ‘de la intervención disfagia

Universidad de Missouri-Columbia

IMAGEN: Universidad de Missouri investigadores dirigidos por el científico otorrinolaringología Teresa Lever, Ph.D., descubrieron que el envejecimiento es un factor clave en el desarrollo de la disfagia. Sus hallazgos podrían conducir a nuevos tratamientos … Ver más

Crédito: Justin Kelley / Universidad del Sistema de Salud de Missouri

Casi el 40 por ciento de los estadounidenses mayores de 60 años viven con un trastorno de la deglución conocida como disfagia. Aunque es un importante problema de salud asociado con el envejecimiento, se desconoce si la condición es una parte natural del envejecimiento sano o si es causada por una enfermedad relacionada con la edad que todavía tiene que ser diagnosticada, como la enfermedad de Parkinson o la esclerosis lateral amiotrófica (ALS). A raíz de un estudio reciente, los investigadores de la Universidad de Missouri han establecido un modelo que identifica el envejecimiento como un factor clave en el desarrollo de la disfagia, que puede conducir a nuevos tratamientos terapéuticos.

“A medida que las personas envejecen, y sobre todo una vez que están 50 años o más, su capacidad de tragar rápidamente y con seguridad se deteriora con cada década de avance”, dijo Teresa Lever, Ph.D., profesor asistente de otorrinolaringología en la Escuela de Medicina de la UM y el plomo autor del estudio. “Durante años, no hemos sabido por qué. A través de nuestra investigación con ratones, ahora sabemos que este trastorno puede ocurrir de forma natural e independiente de otra enfermedad. Nuestro siguiente paso es estudiar este modelo para determinar por qué se produce disfagia relacionada con la edad, también llamado presbyphagia, e identificar maneras de prevenirlo “.

Los individuos con presbyphagia generalmente experimentan deglución lenta, retrasada y descoordinada que compromete la función de las vías respiratorias. Esto pone a las personas mayores en riesgo de desarrollar desnutrición y neumonía por aspiración en peligro la vida, que es causada cuando la comida o la saliva se respira en los pulmones o las vías respiratorias. Estos riesgos aumentan cuando una persona tiene una condición de salud existente, como una enfermedad neurodegenerativa, cabeza y cuello cáncer, o una cirugía mayor.

Videofluoroscopia ha sido durante mucho tiempo el estándar de oro para el diagnóstico de trastornos de la deglución en los seres humanos. Un estudio de vídeo golondrina fluoroscópica es un examen radiológico de la función de deglución de un individuo que utiliza un dispositivo especial de rayos X llamado fluoroscopio. El paciente se observa tragando diversos alimentos y líquidos mezclados con un agente de contraste que se puede ver mediante fluoroscopia con el fin de evaluar su capacidad para tragar con seguridad y eficacia. Sin embargo, debido a que un estudio a largo plazo de la capacidad de deglución de un individuo como él o ella edades es inviable, palanca y su equipo de investigación estudiaron la función de deglución de los ratones sanos durante toda su aproximada de dos años de vida.

“Tenemos un fluoroscopio miniaturizado y tragamos protocolo de prueba que son exclusivos de nuestro laboratorio que podemos utilizar para determinar si un ratón tiene disfagia,” dijo Lever. “Mediante el estudio de la función de la deglución de los ratones sanos durante su vida útil, se encontró que presentan muchos de los mismos síntomas de la disfagia como adultos mayores sanos.”

Los investigadores establecieron 15 indicadores que podrían ser comparados a la función de deglución humano. Estas métricas incluyen funciones tales como la tasa de golondrina, faríngea tiempo de tránsito – el tiempo que tarda el líquido que se ingiere a través de la faringe o garganta y en el esófago, o tubo de alimentos – y el número de golondrinas ineficaces a través del esófago. Los investigadores encontraron que los ratones de envejecimiento saludables desarrollan síntomas de tragar deterioro que se parecen mucho a las deficiencias observadas en los adultos mayores: general desacelerado función de la deglución, la función de la lengua deteriorada, mayor tamaño de la cantidad ingerida y un aumento en el tiempo que lleva el líquido a viajar a través de la garganta hasta el estómago.

“Estamos a punto de cambiar el panorama de la intervención disfagia,” dijo Lever. “Durante años, sólo hemos sido capaces de tratar los síntomas y han sido incapaces de abordar las causas profundas de la disfagia. Aunque se necesita más investigación, este conocimiento prepara el escenario para que estudiemos las formas de prevenir, retrasar o potencialmente revertir trastornos de la deglución utilizando nuevas terapias “.

Mujeres afroamericanas rurales tenían menores tasas de depresión, trastorno de estado de ánimo

Las mujeres JournalsAfrican-americanos JAMA red que viven en zonas rurales tienen menores tasas de trastorno depresivo mayor (TDM) y el trastorno de estado de ánimo en comparación con sus contrapartes urbanas, mientras que las mujeres blancas no hispanas rurales tienen tasas más altas para ambos que sus contrapartes urbanas, de acuerdo con un artículo publicado en línea byJAMA Psiquiatría.

MDD es una enfermedad mental común y debilitante y la prevalencia de la depresión entre los dos afroamericanos y los residentes rurales se poco estudiado, de acuerdo con respaldo del estudio.

Addie Weaver, Ph.D., de la Universidad de Michigan, Ann Arbor, y coautores examina la interacción de residencia urbana o rural y raza / etnia de por vida y 12 meses TDM y el trastorno de estado de ánimo en afroamericanos y no hispanos las mujeres blancas.

Los autores utilizaron datos de la Encuesta Nacional de American Life, una encuesta de hogares representativa a nivel nacional, que incluye una proporción sustancial de los encuestados rurales y suburbanas, todos los cuales fueron reclutados de los estados del sur. Los participantes incluyeron 341 mujeres blancas no hispanas mujeres 1462 afroamericanos y.

En general, en comparación con las mujeres afroamericanas, las mujeres blancas no hispanas tenían mayor prevalencia de por vida de MDD (21,3 por ciento contra 10,1 por ciento) y el trastorno de estado de ánimo (21,8 por ciento contra 13,6 por ciento). Y las mujeres blancas no hispanas también tenían mayor prevalencia de 12 meses MDD que las mujeres afroamericanas (8.8 por ciento contra 5.5 por ciento), según los resultados.

El estudio también encontró que las mujeres rurales afroamericanos tenían tasas de prevalencia más bajas de toda la vida (4,2 por ciento) y 12 meses (1,5 por ciento) MDD en comparación con sus contrapartes urbanas (10,4 por ciento y 5,3 por ciento, respectivamente). Las tasas se ajustaron por la urbanidad y la raza / etnia.

Lo mismo puede decirse para el trastorno de estado de ánimo, con las mujeres afroamericanas rurales que tienen tasas de prevalencia ajustadas inferiores de vida (6,7 por ciento) y 12 meses (3,3 por ciento) trastorno del ánimo en comparación con sus contrapartes urbanas (13,9 por ciento y 7,6 por ciento, respectivamente) , de acuerdo con los resultados.

Sin embargo, las mujeres blancas no hispanas rurales tenían tasas más altas de MDD 12 meses (10,3 por ciento) y el trastorno de estado de ánimo (10,3 por ciento) que sus contrapartes urbanas (3,7 por ciento y 3,8 por ciento, respectivamente).

“Estos resultados ofrecen un importante primer paso hacia la comprensión del efecto acumulativo de la residencia rural y raza / etnia en MDD entre las mujeres afroamericanas -y no hispanos mujeres blancas y sugieren la necesidad de más investigación en esta área. Este estudio se suma a la pequeña, que emerge de la investigación sobre los correlatos de MDD entre los afroamericanos “, concluye el estudio.

Estudio trastorno de la sangre ilustra los desafíos para el análisis de datos genéticos

Universidad Rockefeller

IMAGEN: Los investigadores identificaron las ubicaciones en las proteínas del receptor de plaquetas afectadas por variaciones en el ADN que alteran bloques de construcción de aminoácidos de la del receptor, incluyendo aquellos asociados con el trastorno de la coagulación Glanzmann … ver más

Crédito: Laboratorio de Sangre y Biología Vascular de la Universidad Rockefeller / Actas de la Academia Nacional de Ciencias

La acumulación de datos, incluso los datos genéticos, es fácil. Comprender el significado de esos datos puede ser más que un desafío. Como las pruebas genéticas se convierte cada vez más popular, más y más pacientes y médicos se enfrentan a preguntas difíciles: ¿Se traduce una variación genética particular en una predisposición a una enfermedad, o es simplemente una reordenación benigna de letras sin impactos inmediatos en la salud?

Para tratar de dar sentido a todos los datos genómicos están generando, investigadores de la Universidad Rockefeller estudiaron la tasa y el impacto de las mutaciones en dos genes asociados con un trastorno de la sangre. La investigación fue publicada el 31 de marzo theProceedings de la Academia Nacional de Ciencias, y refleja una colaboración con científicos de la Escuela de Medicina de Icahn en el Monte Sinaí y el consorcio ThromboGenomics.

Escaneado de datos genómicos de miles de personas, los científicos – liderados por el becario postdoctoral Lorena Buitrago, director de la investigación bioinformática Yupu Liang, y Barry S. Coller, médico en jefe y vicepresidente de asuntos médicos en el Rockefeller – encontraron que alrededor del 1,3 por ciento de los aproximadamente 16.000 individuos analizados llevar una mutación en al menos uno de los dos genes que estudiaron, que codifican las proteínas que componen un receptor clave en la coagulación de la sangre. Los individuos con mutaciones deletéreas en ambas copias del gen o bien tienen un trastorno poco común de sus plaquetas de la sangre, los fragmentos de células que impiden la coagulación, denominado trombastenia de Glanzmann. Aproximadamente el 10 por ciento de los bloques de construcción de aminoácidos en estas proteínas se vieron afectados por las mutaciones descubiertas.

Los autores utilizaron entonces tres algoritmos utilizados diferentes para tratar de predecir la proporción de estas variantes de ADN que puedan tener un impacto negativo en la salud al causar sangrado excesivo. Tienen una amplia gama de resultados: Dependiendo del algoritmo y otras variables, entre el 27 y el 71 por ciento de las mutaciones se prevé que sea nocivo, informaron los autores.

Para probar la validez de las predicciones, Buitrago hizo tres de las variantes en una línea celular y examinó si afectaron la producción o la función del receptor. Dos variantes que los algoritmos predijeron sería perjudicial, en efecto, afectan gravemente a la producción del receptor. Para la tercera variante, los algoritmos se dividieron sobre si era perjudicial – en el experimento de Buitrago, esta variante causó una disminución parcial en la producción del receptor, pero no perjudican su función. “En esencia, los algoritmos llegaron colectivamente la respuesta correcta”, dice Buitrago.

“También fue muy llamativo que, en una población tan grande, que no se encontró ninguna de las más de 100 mutaciones causantes de la enfermedad ya se ha informado en estos dos genes”, dice Coller. “Esto significa que las mutaciones que causan enfermedades se informó anteriormente son muy raros, y por lo tanto probablemente apareció por primera vez hace relativamente poco tiempo – es decir, en los últimos cientos de años.”

Los resultados muestran lo difícil que puede ser para interpretar los datos genéticos, añade Coller. “Algunas variantes de estos dos genes es probable que sean obviamente perjudicial, pero puede ser imposible predecir si otros son perjudiciales”, dice Coller, también el profesor David Rockefeller en el Allen y Frances Adler Laboratorio de Blood and Vascular Biology. “En esos casos, tendremos que utilizar la información adicional para juzgar la probabilidad de una mutación deletérea de ser, y en muchos casos habrá incertidumbre residual”, dice Coller.

Si las personas tienen sólo una copia de una variante nociva, es poco probable que note algún impacto en su salud, ya que habrá suficientes receptores para prevenir el sangrado. Un problema más grave surge cuando dos portadores de un gen mutado tienen los niños: si el uno por ciento de las personas llevar una variante y si más o menos la mitad de las variantes son perjudiciales, aproximadamente tres de cada 100.000 bebés podría llevar dos variantes deletéreas de sus padres. Con la población humana continúa creciendo a un ritmo sin precedentes y nuevas variantes de entrar en el genoma con cada generación, dice Coller, será cada vez más importante en el tiempo de usar las nuevas y poderosas herramientas genéticas a nuestra disposición para asesorar a las personas de sus potenciales riesgos genéticos.